Mateo 1:1-5

1LIBRO de la generación de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.

2Abraham engendró á Isaac: é Isaac engendró á Jacob: y Jacob engendró á Judas y á sus hermanos:

3Y Judas engendró de Thamar á Phares y á Zara: y Phares engendró á Esrom: y Esrom engendró á Aram:

4Y Aram engendró á Aminadab: y Aminadab engendró á Naassón: y Naassón engendró á Salmón:

5Y Salmón engendró de Rachâb á Booz, y Booz engendró de Ruth á Obed y Obed engendró á Jessé:

Siguiente Versículo 6
Compartir en Facebook

Capítulos

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28

Acerca de Mateo capítulo 1 versículo 1 al 5:

El Evangelio de Mateo (en griego Katá Matthá?on evangélion) es uno de los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento.

Los evangelios son tradicionalmente impresos con Mateo primero porque todas las listas primitivas que existen de los evangelios lo ponen como el primero (tradición recogida y defendida). Es seguido por Marcos, Lucas, y Juan, en dicho orden.

Autoría de Mateo

La tradición, que se remonta a Papías de Hierápolis, atribuye su autoría a Mateo, un recaudador de impuestos a quien Jesús de Nazaret llamó para que le siguiera como uno de sus apóstoles. Papías dice que "Mateo recogió los dichos en la lengua de los hebreos, traduciéndolos cada uno como podía". Es orígenes quien identifica a este Mateo con el publicano del que el mismo Mateo habla en Mt 9:9. El problema es que el Evangelio de Mateo que conocemos es mucho más que una simple colección de dichos de Jesús, y que su lengua original definitivamente no parece ser el hebreo o el arameo.

A favor de la identificación del autor con el publicano homónimo, suele aducirse que este evangelista es el único que llama a este publicano "Mateo" (mientras que Lucas y Marcos lo llaman "Leví"); además, en la lista de los apóstoles, al nombre "Mateo" le añade: "el publicano" (Mt 10:3). Por otro lado se ha hecho notar que en su evangelio figuran 115 vocablos que no se hallan en los otros y tienen que ver con dinero, oro, plata, deudas, cuentas, cambios de dinero, etc., frases que estarían en la punta de la pluma de un publicano.

Sin embargo, la gran mayoría de los exegetas actuales indican que posiblemente este libro sea obra de un autor anónimo que utilizó para su composición tradiciones o documentos previos. Este autor sería judeocristiano y sería de la segunda o tercera generación de cristianos, puesto que no era testigo ocular del ministerio de Jesús (un testigo ocular no basaría toda su obra en una obra escrita anteriormente, sino que contaría lo que él vio)

Plegaria del Día

Oración a San Marcos evangelista


Oh santo justo y protector

Bendito San Marcos de León,

Tu que evitaste la desgracia del dragón,


Tu que a pesar de tus propias flaquezas


Y confiado en la gracia y fortaleza del Señor,

Con humildad y firmeza sometiste fieras y enemigos,

Te ruego confiadamente: amansa los corazones,

Los malos sentimientos y los malos pensamientos

De todo aquel que contra mi este,

De todo aquel que mi mal y ruina quiera, piense o desee.


Paz, paz, Cristo, Cristo, Dominum


Paz, paz, Cristo, Cristo, Dominum Nostrum.


Con tu fuerza y poder

Y con la ayuda de San Juan y del Espíritu Santo

Si ojos tienen, no me miren

Si manos tienen, no me toquen

Si lenguas tienen, no me hablen,

Que con los hierros que tengan, a mí no me hieran,

Ayúdame con tu mediación a:


(Pedir lo que se quiere conseguir)


Paz, paz, Cristo, Cristo, Dominum


Paz, paz, Cristo, Cristo, Dominum Nostrum


San Marcos de León,

Así como calmaste la sed del León

Y a tus pies dominado se quedó,

Calma mis adversarios y a todo el que busque mi mal,

Véncelos para que no puedan dañarme,

Amánsalos, que no se acerquen a mí,

Domínalos, para que no lleguen hasta mí.


Paz, paz, Cristo, Cristo Dominum Nostrum


Mis enemigos son bravos como el León,

Pero amansados, rendidos y dominados serán

Por San Juan y el poder de San Marcos de León.


Paz, paz, Cristo, Cristo, Cristo, Dominum Nostrum


Así sea.


Rezar tres Credos, padrenuestro y Gloria