Malaquías 1:1

1CARGA de la palabra del Señor contra Israel, por mano de Malaquías.

Siguiente Versículo 2
Compartir en Facebook

Capítulos

01 02 03 04

Acerca de Malaquías capítulo 1 versículo 1:

Malaquías (Mal?a?i, Mál'akhî) es un libro del Antiguo Testamento en la Biblia cristiana y de la Tanaj en la religión judía, escrito por el profeta Malaquías. Posiblemente este no era el verdadero nombre del autor, puesto que Malaki significa 'mi mensajero', 'mi enviado' o 'mi ángel' en hebreo.

Fecha de Composición

No hay muchos detalles históricos en el libro de Malaquías. El más importante para fecharlo está en el uso de la palabra gobernador (pehâ) en el versículo 8 del Capítulo primero: "Y cuando presentáis para el sacrificio una res ciega, ¿no está mal? Y cuando presentáis una coja o enferma, ¿no está mal? Anda, ofrécesela a tu gobernador: ¿se te pondrá contento o te acogerá con agrado?, dice Yahveh Sebaot." El Libro de Malaquías era conocido por el autor del Eclesiástico, quien menciona a los "doce profetas" en 49-10. Por estas razones y los temas del libro, la mayoría de los eruditos le asignan una fecha de composición en torno al 460 antes de Cristo, entre los libros de Ageo y Zacarías y un poco antes de que Nehemías llegara a Jerusalén en el 445 a.c 

Plegaria del Día

Padre Celestial guía a tu Rebaño

Señor, te ruego para que nos nutras de sabiduría y fortaleza espiritual y así poder luchar contra el pecado del Mundo, para dejarlo mejor, de lo que nuestra generación lo encontró.

Este humilde siervo tuyo, que te ruega con sus rodillas dobladas, no es ortodoxo, sin embargo eso me sirve para ver in-situ las almas que se pueden recuperar y créeme que solo estoy ahí para sacarlos del pecado y no para condenar sus almas ni la mía.

Tu sabes que desde que confirme mi amor a Ti -con mis sacramentos- empezó mi lucha, primero con mis propia maldad y luego contra la maldad de otros seres humanos.

Esto vivir en el clandestinaje no es simple, ya que solo Tu Dios Todo Poderoso sabes quien soy y que siento en lo mas profundo de mi Alma, algunos me juzgan, por como ven que llevo mi vida, no me entienden, pero eso me da mas fuerzas por que perdonar y sacar la soberbia es un ejercicio que tengo constantemente.

Te Ruego Padre Todo Poderos Creador tanto del Cielo como de la Tierra, para que nuestros hijos vean y valoren el trabajo que hacemos por ellos y ellos lo repitan para sus nuevas generaciones.

Amen