Ezequiel 1:1

1Y FUÉ que á los treinta años, en el mes cuarto, á cinco del mes, estando yo en medio de los trasportados junto al río de Chebar, los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios.

Siguiente Versículo 2
Compartir en Facebook

Acerca de Ezequiel capítulo 1 versículo 1:

El Libro de Ezequiel es el tercero de los Profetas Mayores en el Tanaj y uno de los principales libros proféticos del Antiguo Testamento, después de Isaías y Jeremías. De acuerdo con el propio libro, registra siete visiones del profeta Ezequiel, exiliado en Babilonia, durante 22 años (593–571 a. C.), a pesar de que es el producto de una historia larga y compleja y no preserva necesariamente las palabras mismas del profeta. Las visiones y el libro se estructuran en torno a tres temas: (1) Juicio a Israel (capítulos 1-24); (2) Juicio a las naciones (capítulos 25-32); y (3) las bendiciones futuras para Israel (capítulos 33-48). Sus temas incluyen los conceptos de la presencia de Dios, la pureza, a Israel como una comunidad divina, y la responsabilidad individual ante Dios. Su influencia posterior incluyó el desarrollo de las tradiciones místicas y apocalípticas en el judaísmo del Segundo Templo, el judaísmo rabínico y el cristianismo.

Estructura

Ezequiel tiene la amplia estructura de tres dobles que se encuentra en una serie de los libros proféticos: oráculos de aflicción contra el propio pueblo del profeta, seguidos de oráculos contra los vecinos de Israel, y finalizando en profecías de esperanza y salvación:

  • Profecías contra Judá y Jerusalén, capítulos 1-24.
  • Profecías contra las naciones extranjeras, capítulos 25-32
  • Profecías de esperanza y salvación, capítulos 32-48.4

Plegaria del Día

Oración para sanar los enfermos.

Permite Dios que todos los males de mi cuerpo y alma sean sanados por medio de tu misericordia, que mis dolores sean mitigados y desaparecidos, que no haya ningùn vestigio de enfermedad, solo pensamientos positivos de buena salud, debemos dar las gracias por este milagro a Dios nuestro padre celestial.

Por los milagros que tù ofrecistes a tu padre te pido que el milagro de mi salud te sea concedido.

Amen.